4440 views 8 mins 0 comments

3 Razones por las que la angustia de tu hijo adolescente es una parte saludable de su desarrollo

In General
May 02, 2020
HAVISA fig 01

A los padres les horroriza la angustia de sus hijos adolescentes casi tanto como la presión de sus compañeros, las materias escolares reprobadas, y las relaciones sexuales entre menores de edad. No es divertido tener que lidiar con una chica adolescente que se estresa por si le gusta o no a un chico, o con un chico adolescente que se preocupa constantemente de que todo el mundo le mire los barros. ¿Por qué tu hijo adolescente no puede simplemente relajarse y dejar de lado toda la ansiedad, el temor y la neurosis?

Aunque no lo creas, los adolescentes no pueden llegar a convertirse en adultos sanos sin antes haber experimentado algo de angustia. Cuando se defienden y no escuchan, ellos están aprendiendo a ser individuos. A continuación, ahondaremos en tres razones por las que la angustia juvenil es en realidad un signo de madurez progresiva en los adolescentes.

La autonomía es la clave de la adolescencia

Toda esa rabia tiene un sentido

De acuerdo a los profesionales, la finalidad de la adolescencia es alcanzar la independencia. La angustia es una señal de que tu hijo adolescente anhela autonomía, y de que está listo para más. Imaginemos que tu hijo se enfurece por un evento familiar al que está obligado a asistir. Él o ella desea tener el poder de decidir cómo pasar su tiempo, pero su independencia se ve desafiada. Los padres, a su vez, quieren imponerse, lo que solamente provoca que los adolescentes se sientan más angustiados y se tornen más agresivos. Sin embargo, su deseo de oponerse es en realidad saludable, ya que los adolescentes necesitan aprender a ser más independientes.

Experimenta con la independencia

Cuando tu hijo adolescente te cierra la puerta en la cara porque no quiere hacer sus quehaceres, lo que en realidad está diciendo es: “Yo quiero tomar mis propias decisiones”. Te sugerimos enfrentar esta angustia adolescente experimentando con la independencia. Intenta decir: “Oye, cuando das un portazo de esa manera, hieres mis sentimientos. Se qué te sientes frustrado, pero hablemos acerca de cómo puedes hacerte cargo de esta situación.” Posiblemente a tu hijo se le ocurra su propia lista de quehaceres, pues lo que desea es conseguir su autonomía. Comprueba si apoyar el deseo de tu hijo de ser independiente puede ayudarle a sobrellevar de mejor manera la frustración, a diferencia de la angustia explosiva.

Es importante que escuches a tu hijo adolescente

A nadie le gusta una persona con un carácter débil

Los adolescentes que crecen haciendo todo lo que sus padres les dicen que hagan tienen más probabilidades de fracasar como adultos porque son incapaces de tomar sus propias decisiones. Si no logran desarrollar su propia voz, pueden convertirse en presa fácil para que otras personas se aprovechen de ellos. Es por ello que permitir que tu hijo adolescente discuta contigo y no esté de acuerdo con tus decisiones es una forma saludable para que aprenda a defender su posición y a sostener sus opiniones. Como dice la famosa cita: “Quienes no defienden nada, se enamoran de cualquier cosa”.

Detente a escuchar

Aún si está equivocado, es importante escuchar los argumentos de tu hijo adolescente. Es probable que desee mayor libertad, o tal vez esté fundamentalmente en desacuerdo contigo sobre algo que afecte su vida. Podría ser que realmente no quiere participar en las actividades extraescolares de las que le has hablado, y la angustia es la vía de escape en la que la rebelión a relucir. Todo padre debe detenerse a escuchar los argumentos de su hijo para entender mejor sus opiniones y creencias. Los estudios revelan que los adolescentes que discuten más con sus madres son menos propensos a ser afectados por la presión de sus compañeros, ya que son capaces de mantener una postura cuando sus opiniones son cuestionadas.

 

La angustia enseña a los adolescentes a manejar emociones complejas

 

La intensidad emocional se dispara en la adolescencia

La transición de la escuela secundaria a la preparatoria o el bachillerato puede llegar a ser brutal para los adolescentes. Las calificaciones se convierten en un asunto de vida o muerte. Las rupturas amorosas se sienten como el fin del mundo. Lograr entrar a la universidad de sus sueños supone una total euforia. La ansiedad adolescente es típica porque el mundo se torna más extremo para ellos, y pueden volverse agresivos mientras aprenden a controlar sus emociones.

 

La angustia es una emoción específica y complicada

A medida que los adolescentes desarrollan su inteligencia emocional, los sentimientos negativos comienzan a adoptar cada vez más nombres, tales como angustia, depresión, arrepentimiento o desesperanza. Todas estas son sensaciones que una persona joven no puede asimilar, y el no poder expresarlas con exactitud hace que digan: “No me siento bien.” Su tu hijo es capaz de expresar su angustia, significa que está desarrollando su comprensión de los sentimientos negativos. Esto es una buena noticia, ya que podrás hablar con él o ella acerca de cómo se sienten y obtener una respuesta verdaderamente adulta por parte de ellos.

Trabajen en equipo para descifrar la ansiedad

La verdad es que es BUENO que tu hijo adolescente experimente ansiedad y frustración intensas en un espacio seguro y contigo a su alrededor, ya que estos momentos pueden convertirse en enseñanzas para llegar a comprender los sentimientos negativos. Digamos, por ejemplo, que tu hijo está enfadado en la mesa a la hora de la cena. Una magnífica manera de trabajar en equipo para resolver su frustración es decir: “Parece que estás descargando tu enojado en nosotros. Cuando yo me siento enojado, me gusta dar un paseo y alejarme. ¿Quieres ver si caminar un poco por ahí te ayuda a sentirte mejor?”

 

Biografía del Autor:

Andy Earle es un investigador que estudia la comunicación entre padres e hijos y las conductas de riesgo de los adolescentes. Es el cofundador de talkingtoteens.com y anfitrión del  podcast Talking to Teens, un programa de entrevistas semanal gratuito para padres de adolescentes.